CÁLCULO DE CAUDALES DE AVENIDAS. MÉTODO DE TÉMEZ

La hipótesis de lluvia neta constante propuesta por la instrucción 5.2-IC Drenaje Superficial,  en la expresión Q=(C·I·A)/3 no es real y en la práctica existen variaciones temporales que originan la aparición de caudales punta.

La influencia de la lluvia neta dentro de la duración de su tiempo de concentración se puede reflejar globalmente refiriendo los caudales punta de estos casos al homólogo en la hipótesis de intensidad de lluvia neta constante. Para ello, se aplica el coeficiente de uniformidad K, cuyo valor en una cuenca depende fundamentalmente del valor de su tiempo de concentración.

Para cuencas de tiempo de concentración mayores a 6 horas, se aplicará la formulación propuesta por Témez (1.991), que modifica ligeramente la versión propuesta en la Instrucción 5.2-IC, para ampliar su campo de aplicación a cuencas de hasta 3.000 Km2 y tiempos de concentración comprendidos entre 0,25 y 24 horas. Este método multiplica la máxima precipitación diaria obtenida por Gumbel (Pd) por un factor de área ARF. El uso de este factor es el siguiente:

La mayor parte de los trabajos hidrológicos requieren la estimación de la lluvia sobre una determinada área, que evidentemente será igual o menor que el correspondiente valor puntual calculado, debido al efecto de no simultaneidad

P=Pd·ARF

siendo ARF=1-(LogA/15) estando el área A en KM2.

El caudal final se obtiene mediante la fórmula:

Q=(C·A·I)/3,6·K

Para la definición del coeficiente de uniformidad, se propone la siguiente expresión obtenida a partir de comprobaciones empíricas realizadas en diversas estaciones de aforo:

K=1+(Tc^1,25)/(Tc*1,25 + 14)

Resumen:

El caudal obtenido por el método de Témez es el mismo que el resultante del método racional que figura en la Instrucción 5.2-IC, multiplicado por un coeficiente resultante del producto del valor K y del valor de ARF.